Esperanza tras las rejas…

¿Alguna vez has visitado una cárcel? Desde que comenzé a trabajar en la Liga de Cooperativas de Puerto Rico se me asignó un especial proyecto el cual ya lo siento propio, Tainas Coop. Esto es una cooperativa dentro de la carcel de mujeres, ahora en bayamón. Yup, son presas que tienen un taller de costura dentro de la cárcel y éstas son las dueñas del mismo. Ahora me voy a tirar un boricuazo: son la primera cooperativa de mujeres confinadas en TODA américa y cuidao’ si en el mundo y son boricuas!

Yo tengo el honor de trabajar con un grupo variado de mujeres con muchas destrezas y deseos de aprender para cuando salgan a la libre comunidad tenga un oficio digno y se puedan re-insertar a la misma. Esta es la misión del Dpto. de Correción y Rehabilitación de Puerto Rico quienes han apoyado el proyecto desde el inicio. En su taller las chicas crean bultos con materiales reciclados, carteras, wallets, articulos de bebé como lazos y diademas. Son un colectivo de trabajo así que ademas de hacer estos artículos, son contratadas para hacer rdenes customizadas según las especificaciones del cliente. 


Estas mujeres empezaron básicamente con ninguna experiencia cosiendo y haciendo patrones etc… Hoy sorprende la calidad de sus productos y terminaciones, son muy creativas.

Saben que… es bien difícil este proyecto. No por las chicas y bregar con ellas pero con la coordinación del mismo. Coordinar las entradas y salidas de una cárcel, los materiales y su proceso de revisión, talleres y mil otras cosas. Es agotador, pero vale tanto la pena. Ellas están muy orgullosas y felices de poder trabajar y ganarse el peso aún estando dentro de la cárcel. 


En esta foto estoy junto a Gladys y Luz, comúnmente ellas son las que salen a las ventas. Detrás de mi la jefa, Mildred Santiago directora ejecutiva de la LIGA, esto fue en la Cooperativa Jesus Obrero en guaynabo en la 4ta Feria Granito de Arena.

Yo quiero que tú que me lees sepas que CUALQUIERA puede estar allá adentro. Todos somos humanos y en cualquier momento de cólera o de apoderamiento del maligno podemos cometer un error. La población correcional necesita sus oportunidades tambien y proyectos como estos hacen la diferencia. Existen otras 3 cooperativas de confinados en Puerto Rico: Arigos, Vencedores Coop y Zarzal Multicoop. La reincidencia de los que salen del taller cooperativo es posiblemente la más baja que cualquier otro programa de correción.

Reflexionemos y seamos agradecidos de la libertades que tenemos, pensemos en los que están adentro y seamos dados a cooperar auspiciando los productos que ofrecen las cooperativas de confinados.

Publicaré de vez en cuando como les va a las chicas de la Cooperativa Tainas y anunciaré sus ventas para que puedan apoyarlas.